Blog

Consejos preventivos para la conducción con lluvia

05/12/2017

La llegada de la lluvia tiene cierto grado de positividad para reducir los altos niveles de contaminación a los que estamos expuestos en Madrid. Aún así, conducir con lluvia, eleva el riesgo de que se produzca un accidente. Por esta razón, en Multalia, queremos daros una serie de consejos para que los tengáis en cuenta a la hora de coger el coche. Con la lluvia debemos modificar la manera de conducir debido a que la visibilidad disminuye y el suelo se vuelve más deslizante.

Consejos:

  1. Reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguridad.
    • La lluvia pulverizada y sucia que se acumula en el parabrisas da nombre al denominado ‘’efecto spray’’.
    • La distancia de frenado de un coche incluso con un ABS incorporado sobre mojado es muy distinto que sobre el suelo seco por lo que la dejar la distancia de seguridad adecuada en estos casos es clave.
  2. Evita movimientos violentos o frenazos bruscos.
    • Una conducción suave es mucho más segura y eficiente.
    • De esta manera, el resto de usuarios de la carretera, percibirán mejor tus movimientos y entre todos se contribuye a una conducción preventiva.
    • También es muy recomendable usar con suavidad los mandos de control: dirección, embrague, freno y acelerador.
  3. La visibilidad es muy importante.
    • Si la lluvia es intensa, debes encender las luces antiniebla traseras.
    • Mucho cuidado con los adelantamientos.
    • Debes prestar especial atención a los autocares y camiones que generan una ‘’nube de agua’’.
  4. El aquaplaning es un gran peligro.
    • El efecto aquaplaning se produce cuando los neumáticos son incapaces de evacuar el agua que hay en la calzada y provoca que el coche se deslice por una fina capa de agua situada entre los neumáticos y la carretera.
    • La regla de oro si os pasa es: reduce la velocidad cuando veas el charco y no frenes. Esto supone también una atención mayor en la conducción. Levanta suavemente el pie del acelerador y sujeta con fuerza el volante. No intentes cambiar la trayectoria y hasta que no sientas que el coche ha recuperado el contacto con el suelo, no debes frenar.
    • Es recomendable seguir la huella que deja el coche que nos precede porque hay menor cantidad de agua en esa zona.

Conducción y mantenimiento del vehículo al conducir con lluvia:

  1. Neumáticos y amortiguadores.
    • En cuanto a los neumáticos, es importante revisar la presión y la dirección de las ruedas para la direccionalidad del vehículo.
    • El buen estado de los amortiguadores, resulta vital para que se mantenga la estabilidad.
  2. Frenos e iluminación.
    • Un buen estado de este elemento es necesario porque las distancias de frenado aumentan en carreteras mojadas.
    • Con niebla, lluvia y nieve, ver y ser vistos es de vital importancia para no poner en peligro nuestra seguridad y la del resto de usuarios.
    • Es imprescindible verificar el reglaje de los faros.
    • Las escobillas del limpiaparabrisas deberán estar en correcto estado y cubrirán toda la zona de visión sobre el parabrisas.

Fuente: http://www.autopista.es/trucos-y-consejos/articulo/como-conducir-con-lluvia-consejos






 

Acerca del Blog

Este blog se ocupa principalmente de temas relacionados con el tráfico, la circulación de vehículos a motor y la seguridad vial, con especial referencia a asuntos de índole jurídica. No obstante, también pretende ser un espacio para compartir información sobre cualquier otro asunto concerniente a las sanciones administrativas y su defensa legal. Nos encantaría que participases actívamente con tus comentarios.

Búsqueda

© 2018 - Multalia Servicios Jurídicos S.L. | info@multalia.com